Comenzar con el fin en mente

Buckingham School Blog

La participación de los padres y el éxito escolar de sus hijos

Posted by Colegio Buckingham on Thu, Mar 02, 2017 @ 04:38 PM

Participacion de los padres exito escolar de sus hijos.jpg 

Cuando es el momento de regresar al colegio, todos, tanto padres como alumnos, se preparan comprando uniformes, útiles y alistando todo para el primer día. No se puede ignorar este momento tan importante para la vida familiar.

Pero se necesita más que una nueva lonchera y saber a qué salón de clase debe ir ese primer día, para preparar a su hijo para el éxito de este año. De acuerdo con Marie Hartwell-Walker, Ed.D, psicóloga y consejera de familia, se necesita la participación activa de los padres desde el principio. Cada año es una nueva oportunidad para proveer el soporte que ellos requieren. Si usted aún no está haciendo las cosas que aseguren el éxito académico de su hijo, hágase una promesa de esforzarse más este año. Si ya está involucrado activamente y prestando la ayuda necesaria, dese una palmadita en la espalda y continúe con ese compromiso.

A continuación la Dra. Hartwell-Walker nos presenta las 7 maneras de ayudar a su hijo a tener éxito en el colegio:

  1. Sea un modelo a seguir. Los niños nos observan con atención. Si bien estamos haciendo múltiples oficios, además de trabajar, nuestros niños pasan mucho de su tiempo simplemente observándonos. Ellos aprenden más, de lo que nos ven hacer, que de lo que decimos. Si usted quiere que su hijo se interese en el colegio, tiene que verlo a usted leyendo, escribiendo, haciendo cálculos matemáticos e interesado por lo que sucede en el mundo. Por lo tanto déjelo que lo vea leyendo un periódico o escaneando artículos en línea. Lleve siempre libros para leer cuando sepa que va a tener que estar un tiempo en alguna sala de espera o en el carro. Hable durante la comida sobre los nuevos descubrimientos de la ciencia y los acontecimientos actuales. Cuando los niños hagan tareas escolares, siéntese también y escriba mensajes de correo electrónico o una carta, o lea algunos capítulos de un libro. Comente de vez en cuando lo bueno que fue aprender tantas cosas en el colegio. 
  1. Muestre una actitud positiva. Los niños podrán percibir su actitud hacia el colegio a través de sus comentarios y su conducta. Incluso si lo odiaba, no es necesario compartir sus malas experiencias con sus hijos. Nada bueno saldrá de ello. Ya que nada es 100 por ciento del todo malo, puede centrarse en algún profesor que le gustó, lo que le gustó aprender, los amigos que hizo, esto es todo positivo. Si le encantó el colegio, asegúrese de compartir recuerdos de buenos momentos y buenos profesores y de lo importante que ha sido en su vida el haber tenido una buena educación. 
  1. Proporcione estructura. No se puede esperar que los niños pequeños se sienten y hagan la tarea por su cuenta. La parte de su cerebro que planifica y organiza no está suficientemente desarrollada. Los adolescentes están tan distraídos y preocupados con su vida social que es difícil para muchos de ellos realizar sus trabajos. Los padres son los responsables de ser los "cerebros" de sus hijos hasta que sus propios cerebros se engranen. Así que establezca una rutina para la hora de las tareas. Proporcióneles los útiles que necesitan, un espacio adecuado para hacer su trabajo, y un tiempo donde se puedan concentrar en sus tareas. De ser posible, usted debe estar disponible para ayudar y motivar. De cualquier forma que lo haga, recuerde que la responsabilidad de las tareas es de sus hijos, no suya.
  1. Tómese el tiempo para organizarlos. La cantidad de tareas o trabajos que los niños deben realizar en casa puede ser abrumador para ellos. Tómese unos minutos antes de que ellos empiecen a hacer sus tareas para que sepa lo que deben hacer y para ayudarles a organizar su tiempo de estudio. ¿Qué tarea pueden hacer rápidamente? ¿Cuál necesita más esfuerzo? ¿Tienen a la mano los libros y materiales que necesitan? Ayude a sus hijos a priorizar sus tareas y entender que es lo que realmente deben hacer. Reúna lo que necesitarán para hacer un buen trabajo de manera que no estén andando de aquí para allá cada cinco minutos para buscar el lápiz, el libro o el pegante que necesitan. Cuando hace esto, no sólo los ayudará terminar su tarea más rápido, sino que además les enseña habilidades de organización 
  1. Limite el tiempo frente a la pantalla. Hoy en día, este es un nuevo reto para los padres. Un tiempo frente a la computadora puede ser necesario para que su hijo investigue su tarea, pero hacer investigación es diferente a jugar videojuegos o estar en Facebook, Twitter y otros chats. Por supuesto, dele a su hijo el acceso a Internet que necesita para hacer su trabajo, pero monitoréelo cuidadosamente. Tantas pantallas a su alcance significan un detrimento importante para lograr hacer sus tareas y aprender lo que se supone que debe asimilar. El tiempo frente a la pantalla para jugar o chatear sólo debe ocurrir después de que la tarea esté terminada. Si los niños no pueden resistirse a estar mirando sus teléfonos celulares, guárdelos en un cajón hasta que el tiempo de estudio haya terminado. El televisor debe estar apagado también. Los niños no podrán concentrarse en su trabajo si están tratando de ver TV al mismo tiempo. Si necesitan el ruido de fondo para estudiar (algunos niños lo hacen), ponga música suave. 
  1. Elimine la crítica. Regañar, culpar y criticar no hará que a los niños les guste el colegio. Todo lo contrario. Cuando los niños sienten que no pueden complacer a sus padres a pesar de lo mucho que lo intenten, a menudo se dan por vencidos. Cuando las conversaciones acerca del colegio suelen ser negativas, la negatividad se extenderá a sus todas sus actitudes sobre los temas académicos. 
  1. Interésese por lo que están estudiando. Los niños responden positivamente cuando hay interés, estímulo y logro. Aliéntelos en sus esfuerzos y no los elogie falsamente. Si un trabajo no es bueno, no diga que lo es. Recompense el logro real con entusiasmo, sonrisas y aprobación. Los niños no necesitan recompensas monetarias o materiales, a menos que los adultos les hayan enseñado que esa es la forma de recompensarlo por hacer lo que se supone que deben hacer. El logro genuino es su propia recompensa. Manifestarles su orgullo y aprecio por el trabajo bien hecho, tiene un mayor impacto positivo en la autoestima que cualquier regalo material.

Tanto en los temas académicos, como los sociales, emocionales y físicos, debemos involucrarnos y comprometernos con nuestros niños, dándoles la importancia que merecen y la prioridad por encima de nuestras múltiples actividades. En definitiva, nuestra presencia activa en todos los aspectos de la vida de nuestros hijos, logrará que se formen como los adultos satisfechos y felices que todos queremos que sean. 

Fuente:

psychcentral.com/lib/parental-involvement-equals-school-success/

Tags: regreso al colegio, NIVEL ACADÉMICO, niños responsables

El Hábito de tomar tus propias decisiones

Habito 1 Aprender a Ser Proactivo

El Hábito de actuar con propósito

Habito 2 Comenzar con el Fin en Mente

El Hábito del manejo del tiempo y las prioridades

Habito 3 Poner Primero lo Primero

El Hábito de la abundancia

Habito 4 Pensar en Ganar Ganar

6 principios para criar niños compasivos, sensibles, respetuosos y éticos

Estamos formando buenos seres humanos

¿Cómo estar más cerca de mis hijos para crear ese vínculo emocional tan importante?

Los 7 Hábitos de Niños Felices Parte I

¿Cómo desarrollar líderes en los Colegios?

Ciclo de Conferencias sobre la Felicidad y Nuestros Niños

Guía Rapida sobre Bachillerato Internacional

¿Por qué ser un coach de emociones para sus hijos?

9 Aspectos que debo considerar al elegir un colegio en Bogotá