Comenzar con el fin en mente

Buckingham School Blog

Peleas entre Hermanos. ¿Cómo Manejarlas?

Posted by Colegio Buckingham on Thu, Apr 30, 2015 @ 05:21 PM

peleas entre hermanos

Para ningún padre o madre con dos o más hijos son desconocidas las peleas algunas veces demasiado frecuentes entre ellos. Nos hacen sentir mal, toda la familia se afecta y muchas veces no sabemos cómo reaccionar cuando las cosas se ponen difíciles. Quisiéramos tener la varita mágica que haga desaparecer las peleas apenas comienzan.

Algunas veces nos sentimos culpables y creemos que estamos haciendo un mal trabajo como padres y que nuestros hijos nunca se llevarán bien. Si hacemos memoria, podremos recordar cómo nosotros mismos vivíamos en pelea constante con nuestros hermanos, pero afortunadamente no siempre  esto continúa así hasta la adultez. Sucede también que cuando crecemos y maduramos nos convertimos muchas veces en los mejores amigos de nuestros hermanos y nos reímos recordando esas peleas.

De acuerdo con el Dr. Dave Walsh Pd. D. en psicología educativa de la Universidad de Minnesota, “una cierta cantidad de riñas, peleas y discusiones son una parte normal del crecimiento de los niños. Los hermanos parecieran estar dedicados a molestarse unos a otros, y no he conocido algún padre o madre que haya encontrado una manera de eliminar la rivalidad entre hermanos y las peleas de la vida familiar.”

Las peleas son necesarias

La realidad es que estos conflictos entre hermanos son necesarios. No sólo es poco realista tratar de eliminarlos sino que en la medida en que los hermanos negocian sus diferencias están adquiriendo habilidades que utilizarán el resto de sus vidas. La investigación ha demostrado que cuando los hermanos se molestan entre sí también están aprendiendo a regular sus emociones y a responder a las emociones de los demás. Es como un entrenamiento donde están adquiriendo habilidades en el campo social.

Piense en su casa como si fuera un "campo de entrenamiento seguro" para aprender a manejar el conflicto y adquirir habilidades que les servirán en el futuro. Haga lo posible por mantenerse al margen de los conflictos menores y de ser posible, deje que sus hijos solucionen las cosas por su cuenta.

¿Cuándo intervenir?

Por supuesto cuando las cosas se tornan difíciles, los gritos o los golpes aparecen, debemos saber intervenir. Podemos y debemos jugar un papel activo para ayudar a nuestros hijos a manejar y resolver el conflicto de manera productiva. Debemos intervenir si nuestros hijos no pueden resolver un conflicto por su cuenta, el conflicto se intensifica, o hay peleas constantes sobre la misma cuestión. Nuestros hijos dependen de nosotros para que les ayudemos a trabajar en una buena resolución de conflictos.

¿Por qué pelean nuestros hijos?

A veces es sólo porque están en la misma habitación y cualquier cosa desatará una pelea. Otras veces, los niños sólo desean obtener nuestra atención. Podemos mostrarles que hay mejores maneras de conseguir nuestra atención que molestando a sus hermanos. De hecho, debemos asegurarnos de prestarles especial atención cuando se estén llevando bien.

Si la pelea por un tema específico surge una y otra vez, debemos buscar una buena oportunidad para hablar con ellos cuando estén calmados y acordar un plan. ¿Cómo podrían evitar este tipo de peleas? ¿Cuáles son los factores desencadenantes? ¿Qué palabras podrían utilizar? Los hermanos podrían no aplicar el plan acordado en el calor del momento, pero esta práctica es fundamental. Recuerde que su casa es el campo de entrenamiento para el futuro.

Tips para manejar las peleas

El Dr. Dave Walsh nos presenta alternativas y formas de intervenir cuando el conflicto pasa de menor a mayor y es necesario calmar los ánimos:

Guía de resolución de problemas

  • Mantenga la calma cuando las discusiones se intensifican.
  • Evite tomar partido.
  • Escuche el punto de vista de cada niño sin interrupción. Anímelos a nombrar sus sentimientos y a hablar por sí mismos.
  • Hagan juntos una lluvia de ideas de posibles soluciones.
  • Evite solucionarles el problema. Deles la estructura, no la solución. El objetivo es ayudarles a aprender cómo resolver el conflicto por su cuenta. 

No todos los conflictos necesitan un largo proceso de mediación

  • Deje en claro que los golpes y la violencia nunca están permitidos.
  • Comunique claramente sus expectativas y las consecuencias de salirse de los límites. Tener reglas claras sobre los "puntos problemáticos" ayuda a evitar la negociación constante.
  • Evite largos discursos. Mantenga su discurso firme, corto y cariñoso.
  • Por ejemplo, "Estamos de acuerdo en que no habría peleas por los videojuegos por lo que ahora los videojuegos se guardan el resto del día. Espero verlos jugando juntos mañana sin peleas." 

Construya las bases para un comportamiento respetuoso y de colaboración

  • Los hermanos a menudo se pelean porque están compitiendo entre sí. Encuentre maneras de convertir la competencia en cooperación. Intente diciendo: "¿Creen que los dos pueden ordenar el cuarto en veinte minutos? Los juguetes en el piso están esperando! Listo? Vamos !!"
  • Involucre a sus hijos en la definición de un comportamiento respetuoso cuando estén calmados y no estén peleando. ¿Cuándo crees que hay respeto en la familia? ¿Cómo mostramos respeto unos a otros?
  • Enseñe a sus hijos maneras de calmarse incluyendo respirar profundamente, correr afuera, escuchar música, etc. Practiquen estas estrategias para divertirse.
  • Apoye a sus hijos cuando los vea manejando un conflicto en forma efectiva.
  • De ejemplo de buena resolución de conflictos con su pareja y otros adultos en el hogar.

De la forma como manejemos los conflictos entre nuestros hijos, dependerá que ellos puedan tener una relación sana y cariñosa en el futuro. Recordemos mantener la calma, ser imparciales y aplicar algunas de estas técnicas para lograr la feliz resolución de conflictos y peleas en el hogar.

Fuentes:

http://drdavewalsh.com/posts/126

http://drdavewalsh.com/posts/tips/127

 

Tags: Inteligencia Emocional

El Hábito de tomar tus propias decisiones

Habito 1 Aprender a Ser Proactivo

El Hábito de actuar con propósito

Habito 2 Comenzar con el Fin en Mente

El Hábito del manejo del tiempo y las prioridades

Habito 3 Poner Primero lo Primero

El Hábito de la abundancia

Habito 4 Pensar en Ganar Ganar

6 principios para criar niños compasivos, sensibles, respetuosos y éticos

Estamos formando buenos seres humanos

¿Cómo estar más cerca de mis hijos para crear ese vínculo emocional tan importante?

Los 7 Hábitos de Niños Felices Parte I

¿Cómo desarrollar líderes en los Colegios?

Ciclo de Conferencias sobre la Felicidad y Nuestros Niños

Guía Rapida sobre Bachillerato Internacional

¿Por qué ser un coach de emociones para sus hijos?

9 Aspectos que debo considerar al elegir un colegio en Bogotá

Últimos Post: